¿Qué es el fascismo y en qué se diferencia de la extrema derecha

Le Pen, Salvini, Orbán, Bolsonaro, Trump, el Partido Alternativa para Alemania, VOX. En Europa y en América hay movimientos, partidos y candidatos definidos como de extrema derecha por sus discursos nacionalistas y anti inmigración. Y no son pocos los que ven en algunos de ellos la reencarnación del fascismo. Pero claro, aquí lo primero que habría que revisar es qué es el fascismo y en qué se diferencia de la extrema derecha. Así que vamos a tratar de explicarlo de manera corta y concisa. El fascismo es una ideología y un movimiento político que surgió en el siglo pasado. Nació oficialmente el 23 de marzo de 1919 cuando Mussolini fundó en Milán el grupo Fasci di combattimento que reunía a ex combatientes de la Primera Guerra Mundial. En ese entonces Italia, como casi toda Europa, estaba golpeada y endeudada después de la Primera Guerra Mundial. Había hambre, pobreza, falta de empleo. Estaba eso al borde de una guerra civil con crisis política, económica y social. Así que todos esos elementos fueron los ingredientes perfectos para que el grupo fundado por Mussolini creciera rápidamente. Más que propuestas concretas lo que unía a sus integrantes era una oposición violenta a las reivindicaciones de izquierda y una exaltación del sentimiento nacionalista. Así que a finales de 1921 nació el Partido Nacional Fascista. Un año después las brigadas fascistas entraron marchando a Roma y Mussolini llegó al poder a pedido del rey Víctor Manuel Tercero con el apoyo de grandes empresarios y del Vaticano porque tras la revolución rusa de 1917 todos tenían pánico de que el comunismo también llegara a Italia. Más tarde cuando el rey Víctor Manuel III convocó a elecciones en 1924 Mussolini las ganó por mayoría absoluta y un año después, en 1925, el Duce asumió todos los poderes y a través de unas leyes llamadas fascistísimas transformó el estado italiano en un régimen autoritario. Nació el estado fascista. Pero entonces cuáles fueron, cuáles son las principales características del fascismo. Para empezar, el totalitarismo. Un movimiento organizado militarmente que transformó el régimen parlamentario democrático en un estado totalitario. Es decir, en un estado que ejerce todo el poder sin restricciones regido por la falta total de libertades individuales, políticas de organización y de pensamiento. Es decir que no había espacio para otros partidos políticos, ni para sindicatos, ni para la prensa libre. Mejor dicho chao democracia. Y sumarle a eso la violencia. Los famosos camisas negras eran milicias que desde el inicio del fascismo atacaron e intimidaron a políticos, intelectuales, a la prensa y básicamente a todo aquel que se opusiera a sus ideas. Digamos que lo que los definía era la acción violenta y fueron tan esenciales para el Duce que fueron reconocidos militarmente por el estado como milicia voluntaria para la seguridad nacional. Pasó también que Mussolini y su movimiento se convirtieron además en una referencia para los regímenes autoritarios de todo el mundo. Franco en España, Salazar en Portugal y sobre todo para Hitler en Alemania. Era un ídolo Mussolini. Lo cierto es que el fascismo nació con Mussolini y murió con Mussolini al final de la Segunda Guerra Mundial pero ¿hay gobiernos fascistas actualmente? La respuesta corta es no. Lo que sí existen son gobiernos y partidos de extrema derecha o ultraderecha que sí recuerdan a veces algunos de los fundamentos del fascismo. La exaltación nacionalista, el discurso anti inmigración y en contra de las minorías y también el hecho de considerar a la prensa como un adversario. Pero hay un gran pero y es que los gobiernos y partidos de extrema derecha que hay actualmente no están aboliendo la democracia, no están siendo totalitarios y tampoco recurren a la acción violenta como en su momento los camisas negras de Mussolini. Y si el fascismo se veía amenazado por el comunismo, los movimientos actuales ven una amenaza en dos fenómenos muy de nuestros tiempos: la globalización y las crisis migratorias. Sobre esto le preguntamos al profesor Emilio Gentile, un historiador italiano que ha estudiado el fascismo a fondo. Pero entonces ¿tiene sentido hablar de un resurgimiento del fascismo?

Loading